sábado, 28 de septiembre de 2013

Factores Psicológicos que influyen en la productividad del trabajador




Erwin Alfredo Girón Ramírez, Msc.*

 Hablaremos en primer término de los factores psicológicos negativos que influyen en el desempeño de los trabajadores los cuales son variados,
pero generalmente el más importante o de más peso es la forma de liderar del Jefe o gerente que dirige, pues de él depende la motivación y muchas veces la efectividad del trabajo.
Un buen gerente con un liderazgo bien enfocado puede provocar en sus trabajadores motivación y rendimiento en su labor. Por el contrario gerentes déspotas autoritarios provocan bajo rendimiento y temores en los trabajadores. La personalidad del gerente es considerada, como uno de los factores psicológicos internos que pueden generar una productividad adecuada o no en él empleado, otro aspecto interno puede ser el diseño ergonómico del puesto, por el cual el trabajador puede sentirse bien o cansado físicamente lo que lógicamente afectara  su moral y  su deseo de trabajar manifestándose directamente en su rendimiento.
Aspectos como las relaciones interpersonales que tiene con sus compañeros, el ambiente o clima laboral, si se percibe la estabilidad en el trabajo o frecuentemente hay muchos cambios.  Los aspectos salariales o de prestaciones si son adecuados o no, si siente que es tomado en cuenta y tiene oportunidad de crecimiento.
La ventaja de estos factores es que teniendo claro que existen, la empresa puede tomar medidas para cambiarlos en beneficio de la organización.

Los aspectos externos psicológicos que afectan la productividad del trabajador son variados, y en este caso muy pocas veces se pueden controlar o mejorar.
Por ejemplo un empleado con baja autoestima, la cual se fue generando desde su niñez por la falta de un ejemplo y amor paterno en su hogar, este trabajador puede que en ciertos momentos de su vida empiece a bajar la productividad porque recuerda aquellos aspectos tristes y  la falta de un padre, sobre todo en fechas conmemorativas o situaciones que lo provoquen.
En casos como la depresión, la cual puede manifestar estados de estabilidad en ciertos momentos, pero cuando causa recaídas obviamente el trabajador bajara su rendimiento. Muchas veces los gerentes en estos casos no pueden determinar una causa interna de que causo esta baja en redimiendo, por lo cual toman medidas drásticas; como sanciones, que en este caso vienen a agravar más el problema, otras veces se toma el despido como medida de solución sin antes investigar o determinar cuáles son las causas de una baja productividad, no habiendo razones internas.
Es ahí donde los gerentes deben actuar e investigar y buscar alternativas de cómo apoyar a los trabajadores. Sin embargo muchas veces las empresas dicen que los problemas de la casa se deben quedar en la casa y los del trabajo en el trabajo, cuestión que hablando en términos psicológicos es imposible y  tampoco es posible separar los pensamientos de la casa y del trabajo pues nosotros somos un todo y nuestros pensamientos y sentimientos están muy amarrados con nuestras acciones.
Es entonces de vital importancia capacitar, concientizar a los trabajadores y buscarles apoyo para que sientan en el trabajo la motivación que les permita mejorar también sus condiciones en el hogar. Para lo cual el gerente debe estar preparado o tener alternativas desde el departamento de recursos humanos.
Otros factores psicológicos externos pueden ser los conflictos familiares, problemas legales, deudas, etc. Todos estos  causan fatiga, cansancio, estrés  y desanimo en el trabajador.

            Dentro de las soluciones que se pueden plantear para minimizar los factores negativos que influyen en la productividad están, un estudio sobre la situación actual o clima laboral, clínica psicológica de apoyo personal y familiar, orientación familiar,  escuela de padres, políticas de reconocimiento y motivación del trabajo, capacitación y desarrollo, programas de salud y seguridad industrial, mejorar las condiciones ergonómicas, trabajo en equipo, evaluar las escalas salariales y compensaciones , mejorar los horarios de trabajo, mayor comunicación y participación, involucramiento y empowerment.
Todo con el fin de mejorar la productividad de los trabajadores y tomando en cuenta que son personas valiosas y que todos merecen una oportunidad para trabajar mejor, pero hay que plantearles alternativas para que lo hagan efectivamente. De esta manera lograremos empleados más leales y estables para la organización.


*Profesor Universitario Administración De Empresas CUNOC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada