miércoles, 26 de octubre de 2016



Servicios de Salud en Guatemala

Kariana Emma Gramajo Cifuentes
Estudiante de licenciatura en enfermería
 
“La salud es un producto resultante de interacción entre el nivel de desarrollo del país, las condiciones de vida de las poblaciones y la participación social a nivel individual y colectivo a fin de procurar a los habitantes del país el más completo bienestar físico, mental y social.”Código de Salud.

Al referirnos de los servicios de salud en Guatemala, retomamos que en la Constitución Política de la República el 13 de Marzo de 1,945 crea los ministerios y ministros de estado, a raíz de esta fecha se han llevado a cabo varios movimientos y cambios que se supone, deben ir corrigiendo los errores presentados durante las distintas administraciones pasadas; para el año de 1,997 se emitió el Decreto 114-97 “ley del organismo ejecutivo” el cual deja sin valor alguno el decreto número 93 que fue nombrado justamente en el año de 1,945 modificando las secretarias y ministerios de estado dándoles en teoría una nueva filosofía basada en las necesidades poblacionales siendo claros en el énfasis de un acceso gratuito a los servicios de salud. 

¿Qué representa la salud para Guatemala? Suele suceder que en un país en vías de desarrollo como el nuestro, el sistema de Salud debería de ser “impecable, eficaz, y de calidad”, según lo planteado hasta el año 2,015, para ello a lo largo de la historia de la formación del sistema de Salud se han llevado a cabo varias modificaciones que se supone “deberían mejorar la aplicación de acciones para lograr los resultados que con tantas ansias se esperan”. Los diferentes gobiernos de la última década, se han dado el lujo de colocar ministros, viceministros y tantos otros para ayudarse con la problemática que el sector enfrenta. Recordemos que las estadísticas de los estudios realizados durante los últimos 15 años no son para nada favorables. El punto crítico se da con el aumento de la crisis financiera mundial y claro nacional entre los periodos 2,008 y haciéndose aun más evidente para el país en el año 2,009, cuando el Ministerio de Salud –MSPAS- sufre un recorte del presupuesto anualmente asignado situación que no mejora la complejidad de los problemas.
El sistema de Salud del país es conocido como un sistema hibrido es decir se apoya no solo delos entes del propio MSPAS y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, también se apoya por las Municipalidades, la Universidades, las entidades formadoras de recurso humano, los colegios profesionales, las organizaciones comunitarias y hasta hace un tiempo se contaba con las Organizaciones No Gubernamentales –ONG- muchas de ellas financiadas por la Cooperación Internacional, además siempre se ha contado con los servicios privados de Salud que hoy en día están muy de moda. Es lamentable saber que Guatemala es un país con un 56.2% de su población ubicada por debajo de la línea de pobreza y ha sido así por varias décadas desde que el conflicto armado se dio. El problema aquí es que esos númerosen lugar de bajar suben. Pues resulta que para los periodos 2,004-2,005 el sector publico manejo solamente el 36.6% Y el 56.4% de los hogares pagaron de forma directa su acceso a la salud.
De acuerdo con estudios del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN- en el año 2,010 utilizando datos de Encuesta Nacional de Condiciones de Vida –ENCOVI2006- expone que de las personas que reportaron haber sufrido un episodio de enfermedad solamente el 47% busco atención en salud, el 60% de las personas pertenecientes al quintil con mayor consumo reporto haber buscado atención, mientras que el quintil con menor ingresos solo lo hicieron el 33% de ellos.
Estas diferencias también se ven muy reflejadas por el área de residencia, nos muestran como la comunidad urbana claramente tiene más acceso a la salud con un 52% de la población que busco atención mientras claro un número menor calculado en un 42% lo hizo en el área rural. La sorpresa verdadera es ver como también existen diferencias dentro de la pertinencia étnica con un 50% de atención para los no indígenas y un 40% para los indígenas.Somos conocidos a nivel internacional como un país multicultural por poseer 4 culturas distintas con mayor predominación la cultura Maya, quienes justamente suelen ser la población con mayor marginación debido a sus lejanas ubicaciones geográficas idioma, costumbres entre otros factores. Cabe la pena resaltar que Guatemala es un país joven en teoría, pero que posee un sistema de salud decadente, según se reflejan en las estadísticas y estudios que se han realizado para marcar y demostrar la realidad de la salud en nuestro país.
Anteriormente se contaba con la colaboración de entidades no gubernamentales mejor conocidas como ONG, solían ser de gran apoyo para poder cubrir aquellas regiones en donde los niveles de pobreza y desnutrición son más altos mismos en donde los servicios de salud pública no tienen cobertura, las ONG´s desaparecieron, de un momento a otro por decisión de las autoridades del Ministerio de Salud, según ellos porque estudiaron resultados y encontraron cosas que simplemente estaban fuera de lugar; esta es aun una acción que a muchos desconcierta porque fueron entidades que apoyaban al sistema con cobertura y empleaban a varios proveedores de salud, lastimosamente no todos hicieron bien las cosas y quedaron sin fuente de ingreso y la población lejana quedo con un acceso a la salud menos probable.
El año pasado a raíz de los diversos problemas de corrupción enfrentados durante el gobierno del ex presidente de la República OPM y la ex vicepresidenta RB, quienes gustosamente se enriquecieron a diestra y siniestra, contribuyendo a la crisis ya conocida, teniendo los servicios de salud que recurrir a paros constantes no solo por la falta de pagos, también por la falta de recursos que es aun lo más fuerte. No se pretende atender a 16 millones de personas con una fuente de insumos en puntos rojos.
Hasta hace un tiempo el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social contaba con Alfonso Cabrera Escobar como ministro de salud quien presento su renuncia el 20 de julio, Cabrera fue nombrado por el actual mandatario de la nación el señor Jimmy Morales. Recientemente se nombró a Lucrecia Hernandez Mack Lucrecia Hernández Mack como ministra de salud y su administración enfrenta una crisis bastante fuerte y arraigada a la necesidad de tener que mejorar las estadísticas deplorables del último año y primeros meses del año actual; se siguen contando con los tres niveles de atención, puesto que estos representan la división ideal y real para el funcionamiento “en teoría” del sector salud.
Finalmente concluimos entonces, que la población guatemalteca en más de la mitad se encuentra por debajo de la línea de pobreza, que claramente marca un ingreso bajo, que no les permite adquirir un acceso a la salud adecuado a sus necesidades, debido a que la mayoría de los recursos utilizados por el paciente vienen directamente de su bolsillo, aun cuando claramente está establecido que la salud debe ser gratuita.
La verdadera salud debe empezar desde la prevencióny esta se promueve por medio de la educación en sus diferentes facetas, nuestro país cuenta con un potencial enorme, que lastimosamente no se aprovecha de manera adecuada, siendo la mayor parte de la población,la que no tiene acceso a la salud, es aquí en donde se debe priorizar, porque de esto dependerá contar con indicadores de saludfavorables, que reflejen disminución real en las tasas de morbi-mortalidad, tomemos en cuenta y estudiemos las tasasdetenidamente, para ver que realmente la población sin acceso a la salud y falta de recursos económicos son quienes encabezan las alarmantes estadísticas.
En mi humilde opinión la utilización de entidades privadas por la población que prefiere pagar para tener bien a su familia, para recibir un trato respetuoso que seguramente no obtiene en los servicios del sector público, porque recordemos también que el trato es algo enseñado constantemente en las universidades e instituciones formadoras del recurso humano. Que se olvida fácilmente cuando no se obtiene una recompensa económica.
Concluimos definiendo claramente, que no tenemos un sistema de salud mal estructurado, todo lo contrario es un sistema muy bien planteado manejado por las personas incorrectas, que no actúan de la manera más adecuada, en los diferentes niveles de atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada